Elenco
Un portero muy singular.
Foto: Sitio Oficial
Germán Martínez



por: Redacción
Fuente: esmas.com




Eduardo España






Portero del edificio. Es flojo y desobligado pero ante los vecinos trata de aparentar lo contrario. Para ello, se ofrece a reparar, instalar, pintar o construir cualquier cosa que los vecinos necesiten aún cuando no tiene la menor idea de cómo hacerlo. Le gustan las luchas y en alguna época de su vida peleó de manera no profesional. Se retiró por una lesión en la espalda provocada por una caída… en bicicleta. Ha trabajado de mesero, taquero, chofer, repartidor, plomero, electricista, músico, panadero y soldador. De todos estos trabajos ha sido despedido por incompetente, cosa que no saben los vecinos y confían en sus falsas capacidades para resolver sus problemas.

A Germán, aún cuando es flojo o precisamente por eso, le gusta el trabajo de portero porque es, de los que ha tenido, el que menos esfuerzo le ha requerido. Para no perderlo, a veces actúa como si fuese exageradamente responsable de su deber, aunque esto sólo le dure unos momentos. Así, no permitirá la entrada del lechero a quien conoce pero minutos después dejará pasar a un par de ladrones bien vestidos, sólo porque le cayeron bien.

Sabe cómo manejar sus tiempos para que los demás crean que trabaja pero en realidad se la pasa viendo la televisión y leyendo revistas.

Se lleva muy bien con Benito, con quien resulta tener una relación casi paternal, en la que Germán actúa como niño, y Benito como padre. Pedro y Vanesa también se unen a este grupo y suelen juntarse a ver la televisión o a platicar, lo que a Don Roque no tiene muy contento.

Germán tiene familia: su madre, Teresa, dueña de una tienda de abarrotes; su hermana, Ana, enfermera, y su primo, Cecilio, mecánico. Alguna vez lo visitarán para saber de él o pedirle un favor.

Le gusta Silvia, como le gustan casi todas las mujeres jóvenes con las que llega a tener contacto. Por eso, es especialmente amable con ella.

Don Roque siempre lo regaña y cada que puede le relata batallas y guerras en las que nunca participó.

Magdalena y Lorena siempre lo califican de inútil, aunque la primera lo hace más para evitar pagar el mantenimiento.

Arturo lo apoya para que no se deje de Magdalena ni sus hijos. “No se deje nomás por que lo ven con cara de menso”.

Marco, apoyado por Magdalena, siempre lo trata de naco por lo que no es del agrado de Germán. Alexandra siempre le está diciendo cuáles son los grupos del momento y él atiende emocionado. Frankie cada que lo ve le habla de la película en la que participó y le ofrece un papel en la que está escribiendo. Germán le cree por lo que a veces lo veremos ensayando para su debut.

Luis se desespera con la forma de ser de Germán pues para él no es más que un clon de Pedro pero en la portería y el mantenimiento del edificio.

Los únicos personajes a los que les habla de tú son: Benito, Pedro y Vanesa. A todos los demás les habla de usted.